C° VentanMountain

Satellite Place Compass AltitudCalendarTemperature Photography TipsFlora y Fauna Food Leyend RSS

 

Satellite

::::: Nombre :::::

el Cerro Ventana fué declarado " Monumento Natural ", en el año 1959.

El " Hueco " del cual deriva su nombre, tiene una dimensión aproximada de 9 mts. de alto, 5 mts. de ancho y 12 mts. de profundidad.

Ver mapa más grande

... y se muestra ante los ojos de aquellos que deciden encarar el tradicional ascenso.

 

 

Argentina

::::: Lugar :::::

En la provincia de Buenos Aires.

Es la segunda cumbre en importancia de la región, después del cerro Tres Picos, que con 1.243 m es el más alto de la provincia y del sistema de la Ventanía.

Geológicamente, es de origen precámbrico.

 

 

Compass

::::: Zona :::::

Sierra de la Ventana:

Latitud: 38° 9' Sur - Longitud: 61° 48' Oeste.
Altitud: 221 metros sobre el nivel del mar.

 

 

Altimeter

::::: Altura :::::

MDA - Montañas De Argentina

1.136 m.s.n.m. Su ascensión no presenta ninguna complejidad y permite conocer el paisaje característico del cordón montañoso en el que se emplaza.

En los alrededores se puede practicar la escalada, realizar cabalgatas y recorrer varios circuitos en bicicleta de montaña.

 

 

Calendar

::::: Calendario :::::

Abierto todo el año.

 

 

Temperature

::::: Temperatura :::::

 

 

Photography

::::: Galeria y videos :::::

Imágenes de Google

  

 

 

Supervivencia

::::: Tips :::::

Ascensión y rutas por el cerro de la Ventana:

El ascenso al cerro la Ventana se realiza partiendo del sector Base del cerro de la Ventana, en el parque provincial Ernesto Tornquist. Se trata de una visita controlada por los operativos del parque para regular el acceso al cerro y evitar las masificaciones que en verano y en Semana Santa son inevitables. La permanencia en las inmediaciones del cerro de la Ventana está limitada y se debe emprender el ascenso antes de las 12 de la mañana. Implica una caminata de 5 horas que no presenta ninguna dificultad técnica y se ha convertido en la excursión por excelencia de la región. Merece la pena descender hasta el Hueco de la Ventana durante la ascensión para ver el paisaje desde este rincón característico de la sierra y que le da nombre.

Se puede acceder al parque desde Villa Ventana por la RP76, y también por la RP72. En ferrocarril se llega por el ramal vía Coronel Pringles. Hay dos sectores desde donde se realizan la mayoría de las excurisones de la región: el sector de la Reserva Natural, y el sector Base del cerro de la Ventana. Desde el primero se puede realizar el ascenso al cerro Bahía Blanca (739 m), excursiones a la Reserva Natural y al Centro para Visitantes. Desde el sector Base del cerro de la Ventana, se puede acceder al Hueco de la Ventana, a la Garganta del Diablo, a la Garganta Olvidada y a los Piletones Naturales. El parque se encuentra a 5 km de Villa Ventana y a 27 km de Tornquist.

La excursión a la Garganta del Diablo recorre cascadas, toboganes y pequeñas piletas, con imponentes caídas de agua encajonadas entre paredones de mas de 15 m, a lo largo de una caminata de 2 km y casi 6 horas de duración, sin ninguna dificultad técnina pero que requiere dejar constancia a los guardaparques.

Para llegar hasta la hermosa caída de agua de la Garganta Olvidada, en la ladera este del cerro de la Ventana, hay que realizar una suave caminata de aproximadamente una hora, que no presenta ninguna dificultad técnica. A los Piletones Naturales se llega en dos horas escasas.

Desde Villa Ventana se puede acceder en tan sólo 15 minutos al cerro Ceferino o cerro del Amor, desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica de la población.

Hay, asimismo, numerosas vías de escalada abiertas en distintos cerros de la región, entre los que destacan las paredes del cerro Tres Picos. También se puede disfrutar de cabalgatas y recorridos en bicicleta de montaña, con numerosos recorridos por una orografía óptima para la práctica de estas actividades, y siempre bajo el ojo del cerro de la Ventana.

Como llegar?

La Comarca Turística de Sierra de la Ventana se encuentra dentro del sistema de Ventania, el cual se ubica en el sector sudoeste de la Provincia de Buenos Aires.

Desde el norte (Buenos Aires), se accede por la RP 76 y luego por RP 72, desde el sur (Bahía Blanca) por la RN 33, luego por la RP 76 y por último por la RP 72 y desde el este por la RP 72 a la cual se llega desde la localidad de Coronel Dorrego.

Desde Buenos Aires se puede llegar en trenes provenientes de Plaza Constitución, arribando dependiendo del día a las localidades de Sierra de la Ventana o Tornquist. También se puede llegar a Sierra de la Ventana en micros que parten de la Estación Retiro todos los días con excepción de los sábados.

La otra alternativa es viajar en avión, arribando a la ciudad de Bahía Blanca y desde allí combinando los servicios de trenes y micros.

Desde Bahía Blanca se puede llegar en tren y
micro.

 

 

::::: Flora y Fauna :::::

En las cumbres hay plantas y animales que sólo se encuentran allí, a veces llamados endemismos, como la iguana de cobre (Prystidactylus casuhatiensis) o el llantén (Plantago bismarcki, abajo).

Los pastizales serranos se caracterizan por una mayor diversidad de especies y por plantas de menor porte.

Son frecuentes las manadas de ciervos y guanacos en algunos sectores de las sierras.

La condición de isla orográfica de las sierras de Ventanía las convirtió en una suerte de trampa ambiental, que permitió conservar testimonios de diversos acontecimientos del pasado.

Dada su antigüedad, las Sierras de la Ventana han sido parte (y se mantienen como testigos) de procesos evolutivos, geológicos y climáticos de relevancia mundial.

 

 

Food

::::: Alimentación :::::

La alimentación ideal consiste en desayuno, almuerzo, cena y ración de Marcha. Algunos ejemplos son:

Desayuno: Café o té, avena, cereales, pan envasado “larga vida”, mermelada, leche semi-descremada, mantequilla, jamón, queso, huevos 2 veces durante la expedición.

Almuerzo y Cena: pastas, sopas, arroz, carne de vacuno, carne de pollo, ensaladas, salchichas, ensaladas de verdura fresca (los primeros días), ensaladas de verdura en conserva (los días de cumbre), pescado en conserva, postres, postres de leche, frutas naturales y en conserva o Comidas Gourmet termoestabilizadas como las de Sabor de Reyes (se pueden adquirir en tiendas especializadas). Vino, café, té y agua de hierbas como bajativo.

Raciones de marcha: Chocolates, galletas, maní, pasas, almendras, dulces, jugos isotónicos y agua.

+

Para ampliar el menú, consulta nuestra sección COMIDAS. Algunas de las mejores propuestas para preparar las comidas que podés hacer en tu próximo viaje a la Montaña. Comida termoestabilizada, platos tradicionales de pescado, recetas rápidas, comida oriental, composición de alimentos, lípidos o grasas, etc.

 

 

Leyend

::::: Leyendas :::::

El misterio el Bienpeinado:

Hace mucho tiempo, en Katrü-Katrü, junto al lago Nonthúe, un muchacho cuidaba sus ovejas. Todos los días las llevaba a pastar entre las grandes rocas partidas que tachonan el valle y las acompañaba hasta el borde del agua.

Un día, mientras el rebaño se dispersaba, el pastor advirtió sobre el suelo, entre las piedras, huesos, plumas, cueros y otros restos de animales que formaban una especie de huella. Intrigado, siguió el reguero que se adentraba un poco en la montaña y desembocaba en una cueva rocosa y oscura.

La gruta parecía profunda, y el muchacho se internó en ella en cuatro patas, tanteando el suelo con sus manos a cada paso.

Al tocar la superficie fría y húmeda, sentía que se apoyaba sobre muchas piedritas sueltas.

Tomó un puñado, retrocedió y, a la luz del sol, vio con gran sorpresa que lo había juntado eran pepitas de oro. Durante todo el día el muchacho pensó que hacer. Decidió contarles a sus amigos el descubrimiento que había hecho y explorar juntos la cueva.

Vendrían esa misma noche a llevarse el tesoro.

El grupo caminaba hacia la cueva guiado por el pastor. Cuando ya iban llegando no sé que temor los hizo detenerse a poca distancia de la entrada, iluminada por la luna llena. Entonces vieron, sentado en un peñasco a la vera de la cueva, a un hombre negro como un tronco chamuscado, con la cabeza erguida y el pelo prolijamente alisado. Mirándolo mejor, advirtieron que solo era hombre de la cintura para arriba, la otra mitad era el cuerpo grueso y largo de una gran serpiente, enroscado debajo de su torso. El susto fue tan grande que todos, menos el pastor, murieron allí mismo, fulminados por la terrible visión.

El muchacho se fué corriendo a buscar ayuda, pero cuando los familiares de los muertos llegaron al lugar a recoger los cadáveres y, lleno de furia, quisieron abalanzarse sobre el monstruo, les paso lo mismo que a sus hijos y hermanos: cayeron aniquilados.

Entonces se decidió formar un ejercito para atrapar al hombre-serpiente, que seguía sentado en su roca, imperturbable, enroscando y desenroscando lentamente su larga cola. Provistos de grandes palos, los hombres lo rodearon y se le acercaron, amenazándolo con los garrotes. Así pudieron apresarlo.

Lo subieron a un carro tomándolo de los sobacos, torpemente, porque nadie quería tocar el cuerpo escamoso y frío que le nacía de la cintura. El Bienpeinado, como le decían todos, arrastro su cola por el suelo, con un ágil movimiento la levanto hasta el carro y la enrosco a un costado. Los hombres llevaron al monstruo hasta una gran planicie, donde lo matarían.

Lo empujaron para bajarlo del vehículo y allí quedo, sentado en el pasto ondulante, siempre con la cabeza erguida y la mirada dirigida al lago. Una multitud esperaba en el lugar para contemplar el espectáculo. Muchos gritaban desde el corro, pidiendo la muerte del hombre-serpiente, pero nadie se animaba a acercársele. Solo una pequeña vieja mapuche se adelantó lentamente y se sentó frente al monstruo, arrebujada en su mantón.

Entonces el Bienpeinado hablo por primera vez: - No me maten!!! – les dijo – Si lo hacen, sufrirán una gran desgracia. El lago crecerá e inundará este campo, el valle sembrado, las casas y los bosques. Arrastrará los animales y los chicos, se quedaran sin nada. Y lo que no se haya llevado la inundación lo destruirán los terremotos. En cambio, si no me maltratan, les daré una buena cantidad de oro, que podrán repartir. Pero, antes, devuélvanme a mi cueva...

Y en medio del silencio que se produjo, a la vista de todos, el Bienpeinado comenzó a expulsar, como si fueran excrementos, pepitas de oro.

En poco tiempo la planicie se cubrió de trocitos dorados que la gente, enloquecida, juntaba a manos llenas.

Solamente la vieja despreció la cosecha. Se quedó sentada observando atentamente al Bienpeinado, y su mirada estaba llena de compasión. Por fin se levantó, se escupió en la mano derecha y se la tendió al hombre-culebra, que la estrecho con la suya. Y así compartieron sus grandes secretos.

Agotado el oro, los hombres volvieron a cargar al Bienpeinado en el carro, que dió la vuelta y se marchó camino a la cueva, seguido por la multitud, dejando atrás solo a la vieja mapuche sentada en medio de la planicie.

Al llegar a las cercanías de la gruta los esperaba una sorpresa: el paisaje había cambiado, ya nada parecía ser como antes, y donde había estado la cueva se levantaban ahora dos árboles separados por cierta distancia que sostenían en el nacimiento de sus copas una estaca horizontal. De la estaca pendía un cuero de guanaco que el viento hacia ondular, azotándolo furiosamente.

La gente, que supo reconocer la señal, se detuvo. En silencio todos se volvieron hacia el prisionero, pero el carro estaba vacío, y ya nunca nadie vería otra vez al Bienpeinado.

Cuando buscaron entre sus ropas las pepitas de oro que les había regalado, solo encontraron excrementos...

Volvieron entonces hasta la planicie donde había ocurrido el milagro, pero en su lugar había un bosque, cuyo suelo estaba cubierto de pequeñas y desconocidas flores doradas.

Los mapuches llamaron a la flor nueva “Kuram-filu”, que quiere decir “huevo de culebra”.

Y el que se fijo bien supo distinguir que sus pétalos formaban la figura de una mujer sentada y envuelta en su amplio Küpan, con el mentón saliente y tres pequeños rodetes en la cabeza.

 
... al Cielo

RSS

::::: Fuentes de información :::::

SierradelaVentana | Montipedia | Comarca Turística
SierradelaVentana
| Edición general: Daniel O. Savorgnano

Agrupaciones u Organizaciones Apoyan a MDA - Montañas De Argentina
MDA Outdoor, indumentaria y accesorios para Montañismo, escalada y deportes al aire libre



Makalu


Comidas Gourmet Termoestabilizadas

MDA -  Contacto ^^

Form
Facebook contact
Seguir a MDAargentina en Twitter
Formulario
Facebook
Twitter

MDA - Montañas De Argentina